Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Tuberculosis’

Los 15 países del mundo con mejores condiciones sanitarias para vivir

Mercurio1Recientemente, la prestigiosa revista de negocios Forbes ha publicado en una de sus últimas ediciones digitales los resultados de un estudio que subvencionó para determinar cuales son los países del mundo con mejores condiciones sanitarias e higiénicas para vivir.

De acuerdo con los resultados obtenidos se desprende que el norte de Europa y América del Norte son las dos zonas de mejores condiciones sanitarias del mundo, pues 13 de los 15 países se encuentran en esas dos regiones del planeta. Si bien es cierto que existe un claro predominio europeo.

La lista, la encabezan como viene siendo habitual en este tipo de estudios: Islandia, Suecia y Finlandia. En cuarto lugar, se encuentra Alemania; Suiza en quinto; Australia en el sexto; Dinamarca en séptimo lugar; Canadá en octavo; Austria en el noveno lugar y Holanda en la décima posición. Cierran la lista, los Estados Unidos en la undécima posición; Israel en la duodécima posición; la República Checa en la decimotercera; España en la decimocuarta y Francia en decimoquinta posición.

¿Que hay detrás de las estadísticas?

Para determinar cuales son los países del mundo con mejores condiciones sanitarias para vivir se utilizaron los datos y estadísticas más recientes de la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y de las diferentes agencias y organismos de la ONU. Solo se tomó en consideración para el estudio la información de 138 países cuyos datos estadísticos estaban completos. Esta es una de las razones por las cuales en la lista no figuran países como Mónaco, Noruega, Malta, Bélgica, Luxemburgo, Nueva Zelanda e Irlanda que dadas sus altas condiciones de desarrollo humano y social siempre suelen estar liderando este tipo de ranking. En el caso de estos siete países ninguno fue incluido en el estudio debido a que sus datos estaban incompletos por lo tanto esta ha sido de las principales críticas que le ha sido hecha al estudio.

Entre las estadísticas que se tomaron en consideración para elaborar el estudio figuran: los niveles de contaminación en el aire de las ciudades, el porcentaje de la población del país que tiene acceso a sistemas de agua potable de calidad y a sistemas sanitarios para aguas residuales, la tasa de mortalidad infantil, la tasa de frecuencia de casos de tuberculosis, la tasa de médicos de familia y de especialistas por cada 1000 habitantes, las tasas de mala nutrición o subalimentación de la población y la tasa de expectativa de vida para los hombres.

En cuanto los hallazgos del estudio destacan una serie de características que son comunes a todos ellos: aire limpio, las bajas tasas de enfermedades, la abundancia de alimentos y de agua de calidad. En definitiva, entre los hallazgos del estudio se percibe de manera contundente el hecho de que se puede establecer una correlación entre el nivel de riqueza, la disponibilidad de alimentos, las condiciones higiénicas y sanitarias, los niveles de contaminación, el acceso al sistema sanitario, la tasa de erradicación de enfermedades, los indicadores socio-económicos y las tasas de bienestar social alcanzadas por un país.

Por ultimo, los resultados de este estudio invitan a una profunda reflexión por que detrás de las estadísticas lo que subyace son los terribles efectos de la desigualdades que existen en el mundo. De un lado, vemos como los aproximadamente 700 millones de ciudadanos de estos quince países que apenas constituyen el 10% de la población mundial, disfrutan de mayores niveles de riqueza, disponibilidad de alimentos, aire y agua de calidad. También, disfrutan de servicios e infraestructuras que condicionan que tengan un mejor acceso a sistemas sanitarios y de servicios médicos; por ende a una mejor calidad de vida. De la otra parte, en el Planeta hay más de 2.000 millones de seres humanos que no tiene acceso a los servicios médicos más básicos, agua potable ni sistemas sanitarios ni siquiera a una alimentación adecuada. Mientras todo esto ocurre vemos como la meta de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) languidece tras la Cumbre de Doha y la desidia de la mayoría de los ciudadanos y los gobernantes de esos quince países que ahora están muy preocupados buscándole una solución a la actual crisis económica que afecta a sus economías.

Anuncios

Read Full Post »

La OMS toma el pulso a la salud mundial

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha divulgado esta semana en su sede en Ginebra, el Informe sobre salud global.  El documento, ha sido elaborado con los datos de las muertes producidas en 2004. Entre sus hallazgos destaca  que “las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte en el mundo, aunque “al menos el 80% de los fallecimientos prematuros por esta causa podrían prevenirse a través de dieta, ejercicio y evitando el tabaco”.

El informe presenta las grandes diferencias sanitarias que dividen al planeta. Mientras que en “el Primer Mundo, además de los problemas de corazón, son los infartos cerebrales, el cáncer de pulmón, la neumonía o el asma las principales causas de fallecimiento, en los países más pobres siguen muriendo millones de personas por enfermedades infecciosas (el sida es la principal causa de mortalidad adulta) o a causa de diarreas.”

Según los datos de la OMS, “el Sida sigue siendo la principal causa de muerte en África, donde se producen nueve de cada 10 de las muertes infantiles debidas a esta infección y a la malaria. La mitad de los niños que mueren a causa de una neumonía o por culpa de una enfermedad diarreica también lo hacen en este continente.” En total, más de 10 millones de niños menores de cinco años fallecen cada año en el mundo; un 30% de estas muertes se deben a la malnutrición. Los autores del informe  recuerdan que “la mayor parte de los niños que mueren en el mundo podrían sobrevivir si tuviesen acceso a medidas simples y asequibles dentro de sus sistemas de salud.”  Por otro lado, “las complicaciones durante el embarazo o el parto son las responsables de la muerte de un 15% de las mujeres en edad reproductiva.”

El informe destaca, que en “África, sólo el 20% de la población llega a cumplir los 60 años, mientras que en el mundo industrializado la tasa alcanzó el 84%.  Precisamente este envejecimiento de la población en los países industrializados está contribuyendo al aumento de los casos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.”

Según la OMS, en todo el mundo, “los hombres de entre 15 y 60 años corren mucho más riesgo de morir que las mujeres de la misma categoría de edad. Esas muertes se deben sobre todo a las tasas más elevadas de cardiopatías, y a los traumatismos, especialmente los debidos a la violencia y los conflictos. Esta diferencia se mostró de forma mucho más pronunciada en América Latina, Caribe, Oriente Medio y Europa del Este.”

En base a los datos de 2004, la OMS ha elaborado unas proyecciones para el 2030 que indican que habrá un gran descenso de las muertes por enfermedades transmisibles, entre ellas el sida, la tuberculosis y la malaria.

Sin embargo, se prevé un incremento del 28% de los fallecimientos globales debidos a heridas, cuya causa principal serán los accidentes de tráfico, que pasarán de los 1,3 millones de fallecimientos en 2004 a 2,4 millones en 2030. Además, el envejecimiento de la población en el ‘primer mundo’ contribuye al aumento de la incidencia de enfermedades crónicas, como el cáncer y las cardiopatías, algo que ha de ser tenido en cuenta por los servicios sanitarios y las sociedades, “para afrontar las crecientes necesidades de las personas de edad”.

Las muertes por tabaquismo se calcula que aumentarán de 5,4 millones en 2004 a 8,3 millones en 2030. Los datos actuales de la OMS muestran que el tabaco es el responsable del 80% de los casos de cáncer de pulmón, el más común de los cánceres- en los países en vías de desarrollo.

La OMS prevé que para el año 2030, las principales causas de muerte seran las enfermedades cerebrovasculares y las infecciones respiratorias, especialmente la neumonía.

Read Full Post »

De acuerdo con los datos aportados la semana pasada por The Centers for Disease Control and Prevention en el año 2006, la tasa de mortalidad infantil en los Estados Unidos se redujo hasta llegar a 6,71 por cada 1,000 nacimientos, una leve mejora respecto al registro del año anterior que fue de 6,86, pero un 50% mas alta que la meta nacional de bajarla hasta los 4, 5 por cada mil nacimientos.

Este informe provocó que el New York Times en su edición del domingo 18 de octubre publicara un editorial muy crítico bajo el titulo de “29th on Infant Mortality”. “Tras cinco años de estancamiento los Estados Unidos han podido reducir un poco su tasa de mortalidad infantil. Este dato no debe ser motivo para ninguna celebración debido a que las estadísticas del país permanecen muy altas y hay muchos países que están haciendo un trabajo mucho mejor que el nuestro en este importante criterio para medir el nivel de salud de una nación y la calidad de su sistema sanitario.”

El New York Times considera que los pobres resultados del país son vergonzosos si se comparan con otras naciones industrializadas y ricas. A lo largo de todo “el Siglo XIX y XX, el país alcanzó espectaculares logros en todos los indicadores sanitarios. En 1960, el país estaba en la posición número 12, un logro importante si tomamos en consideración que la población del país estaba en torno a los 200 millones de habitantes. Sin embargo, el proceso de reducción de la mortalidad infantil se estancó y nadie se había detenido a estudiar bien, las causas que lo han provocado hasta el punto de que en el año 2004, el país estaba empatado con Polonia y Eslovaquia en la posición número 29 a nivel mundial. ”

A juicio del periódico, la leve reducción es inquietante, pues el país ha destinado miles de billones de dólares cada año a su sistema sanitario y a pesar de ello, ha tenido muy poco éxito en su empeño de reducir la tasa de mortalidad infantil. El país sigue en la misma posición del ranking, la número 29, y se encuentra muy alejado de los países que lideran la lista los países escandinavos y algunos de Asia que tienen tasas inferiores al 3,5.

Según el informe en Estados Unidos, la mortalidad infantil esta asociada con diversos factores como: la salud y posición económica de la madre, su raza, origen étnico y el acceso a la atención medica de calidad. También a diversos problemas culturales como: los hábitos alimentarios, los altos niveles de obesidad y el abuso de drogas entre la población…

Resulta muy difícil identificar todas las causas del pobre rendimiento. Algunos investigadores también lo atribuyen al incremento de los nacimientos prematuros y cesáreas. Otros consideran que no hay que dramatizar, que parte de las causas del problema son externas y están ligadas a la migración. Pues cada año, el país concede la nacionalidad a más de millón y medio de personas provenientes en su gran mayoría de Asia, África y América Latina. Toda esta marea humana que ha venido en busca de mejores condiciones de vida también ha traído consigo un montón de enfermedades que hace décadas habían sido erradicadas en el país como: la tuberculosis, el polio y muchos otras mas, que tienen un impacto negativo sobre los logros del sistema sanitario estadounidense.

La principal lección que se extrae de todo el cuadro que presenta el sistema sanitario de los Estados Unidos, es de que, a pesar de su alta calidad y de ser por mucho, el país que mayor cantidad de recursos económicos destina, el modelo y los criterios bajo el cual ha diseñado su actual sistema sanitario requiere una revisión urgente.

Resulta más bien alarmante, si se tiene en cuenta el nivel alcanzado por la Medicina en el país, la calidad de sus facultades de Medicina, el prestigio de muchos de sus hospitales y centros de investigación a nivel mundial y los adelantos tecnológicos y farmacéuticos que hacen que el país sea una nación puntera y admirada en todo el mundo. También si consideramos la abrumadora cantidad de recursos y de personal que cada año destina el país a su sistema sanitario. Según datos de varios organismos del Gobierno Federal y la Organización Mundial de Salud en el año 2007, Estados Unidos gastó $2,26 trillones de dólares en su sistema sanitario y encabezó la lista de gasto por habitante con $7. 439 por persona. En total invirtió más del 15% de su producto doméstico bruto a su sistema sanitario. Pero lo mas alarmante es que si el sistema sanitario continua su patrón histórico de crecimiento se estima que dicha partida alcance el 19.5 % en 2017. (1)

(1) “Health Systems Resources“. World Health Statistics 2008: Global Health Indicators. World Health Organization (2008). Retrieved on 2008-08-30. , “National Health Expenditure Data: NHE Fact Sheet,” Centers for Medicare and Medicaid Services, referenced February 26, 2008 ; “National Health Expenditures, Forecast summary and selected tables”, Office of the Actuary in the Centers for Medicare & Medicaid Services, 2008. Accessed March 20, 2008.

Read Full Post »

Puede que influya la crisis, pero no es excusa suficiente

El periódico El Mundo presenta las conclusiones de un informe realizado por el Grupo de Acción por el Tratamiento (TAG) el cual revela que se ha producido una caída “alarmante” de los fondos destinados a la lucha mundial contra la tuberculosis, tanto por parte del sector privado como del sector público.

Las conclusiones del informe muestran una realidad que dista mucho del compromiso que se estableció con la aprobación del Plan Global para detener la Tuberculosis y que preveía una inversión de 9.000 millones de dólares entre 2006 y 2015. Según indica el informe del TAG, ni siquiera se ha podido recaudar la mitad del dinero que hace falta para cumplir los objetivos que fijaron como meta en 2006.

Aún siendo conscientes de la crisis y de la actual situación económica global, Mark Harrington, director de TAG, ha expresado que “la inversión en el campo de la tuberculosis necesitaría multiplicarse por cinco, hasta alcanzar los 2.000 millones de dólares anuales, para lograr lo programado por el Plan Global contra la Enfermedad, lanzado en 2006. Los datos muestran claramente que las promesas realizadas por los gobiernos mundiales y el sector privado han caído en saco roto”.

La lucha contra la tuberculosis es una parte esencial en la lucha contra el SIDA
La Dra. Françoise Barré Sinoussi premio Nobel de Medicina de 2008 ha declarado que el “aumentar y mejorar la investigación para combatir al bacilo de la tuberculosis es una parte esencial y necesaria para luchar contra ambas enfermedades. La tuberculosis es la causa de mortalidad prevenible más común entre las personas con VIH.”

Richard Chaisson, director del Centro de Investigación de Tuberculosis de la Universidad Johns Hopkins (EEUU) considera que, si no se atiende debidamente el problema de falta de fondos para luchar contra la enfermedad nos exponemos aun repunte de la enfermedad pues cada vez los bacilos son más fuertes y resistentes a los medicamentos. A su vez, a que se “sacrifiquen nuestros progresos realizados en la lucha contra el SIDA”. Eso sin incluir, que “supondría un coste inaceptable en términos de sufrimiento y pérdidas de vidas humanas”.

El regreso del bacilo a Europa
Peg Willingham, la directora de Asuntos Externos de Aeras-Fundación Mundial para una Vacuna contra la Tuberculosis ha afirmado que “el desalentador panorama de la tuberculosis “empieza a ser preocupante también para España, el segundo país de Europa occidental, tras Portugal, donde se ha producido un mayor repunte de la enfermedad en los últimos años.”

Willingham por su parte también lamenta que no se preste “atención suficiente” a una enfermedad que cada año ocasiona la muerte de 1,7 millones de personas y afecta de forma latente a una tercera parte de la población mundial.

Read Full Post »