Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Mortalidad infantil’

Los 15 países del mundo con mejores condiciones sanitarias para vivir

Mercurio1Recientemente, la prestigiosa revista de negocios Forbes ha publicado en una de sus últimas ediciones digitales los resultados de un estudio que subvencionó para determinar cuales son los países del mundo con mejores condiciones sanitarias e higiénicas para vivir.

De acuerdo con los resultados obtenidos se desprende que el norte de Europa y América del Norte son las dos zonas de mejores condiciones sanitarias del mundo, pues 13 de los 15 países se encuentran en esas dos regiones del planeta. Si bien es cierto que existe un claro predominio europeo.

La lista, la encabezan como viene siendo habitual en este tipo de estudios: Islandia, Suecia y Finlandia. En cuarto lugar, se encuentra Alemania; Suiza en quinto; Australia en el sexto; Dinamarca en séptimo lugar; Canadá en octavo; Austria en el noveno lugar y Holanda en la décima posición. Cierran la lista, los Estados Unidos en la undécima posición; Israel en la duodécima posición; la República Checa en la decimotercera; España en la decimocuarta y Francia en decimoquinta posición.

¿Que hay detrás de las estadísticas?

Para determinar cuales son los países del mundo con mejores condiciones sanitarias para vivir se utilizaron los datos y estadísticas más recientes de la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y de las diferentes agencias y organismos de la ONU. Solo se tomó en consideración para el estudio la información de 138 países cuyos datos estadísticos estaban completos. Esta es una de las razones por las cuales en la lista no figuran países como Mónaco, Noruega, Malta, Bélgica, Luxemburgo, Nueva Zelanda e Irlanda que dadas sus altas condiciones de desarrollo humano y social siempre suelen estar liderando este tipo de ranking. En el caso de estos siete países ninguno fue incluido en el estudio debido a que sus datos estaban incompletos por lo tanto esta ha sido de las principales críticas que le ha sido hecha al estudio.

Entre las estadísticas que se tomaron en consideración para elaborar el estudio figuran: los niveles de contaminación en el aire de las ciudades, el porcentaje de la población del país que tiene acceso a sistemas de agua potable de calidad y a sistemas sanitarios para aguas residuales, la tasa de mortalidad infantil, la tasa de frecuencia de casos de tuberculosis, la tasa de médicos de familia y de especialistas por cada 1000 habitantes, las tasas de mala nutrición o subalimentación de la población y la tasa de expectativa de vida para los hombres.

En cuanto los hallazgos del estudio destacan una serie de características que son comunes a todos ellos: aire limpio, las bajas tasas de enfermedades, la abundancia de alimentos y de agua de calidad. En definitiva, entre los hallazgos del estudio se percibe de manera contundente el hecho de que se puede establecer una correlación entre el nivel de riqueza, la disponibilidad de alimentos, las condiciones higiénicas y sanitarias, los niveles de contaminación, el acceso al sistema sanitario, la tasa de erradicación de enfermedades, los indicadores socio-económicos y las tasas de bienestar social alcanzadas por un país.

Por ultimo, los resultados de este estudio invitan a una profunda reflexión por que detrás de las estadísticas lo que subyace son los terribles efectos de la desigualdades que existen en el mundo. De un lado, vemos como los aproximadamente 700 millones de ciudadanos de estos quince países que apenas constituyen el 10% de la población mundial, disfrutan de mayores niveles de riqueza, disponibilidad de alimentos, aire y agua de calidad. También, disfrutan de servicios e infraestructuras que condicionan que tengan un mejor acceso a sistemas sanitarios y de servicios médicos; por ende a una mejor calidad de vida. De la otra parte, en el Planeta hay más de 2.000 millones de seres humanos que no tiene acceso a los servicios médicos más básicos, agua potable ni sistemas sanitarios ni siquiera a una alimentación adecuada. Mientras todo esto ocurre vemos como la meta de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) languidece tras la Cumbre de Doha y la desidia de la mayoría de los ciudadanos y los gobernantes de esos quince países que ahora están muy preocupados buscándole una solución a la actual crisis económica que afecta a sus economías.

Anuncios

Read Full Post »

(fuente STCH)
Tabla informe Save the Children

Japón en primer lugar
De acuerdo con un informe de la ONG Save the Children, España alcanza el segundo puesto mundial en el índice de desarrollo infantil, siendo superada tan sólo por Japón.

El índice de desarrollo infantil ha sido elaborado analizando tres indicadores: la mortalidad en menores de cinco años, el porcentaje de estos que presenta malnutrición y el número de niños de educación primaria que no están matriculados en la escuela.

Los diez primeros países del índice son todos desarrollados aunque de distintas regiones: Asia, Europa y América del Norte. Sin embargo, llama la atención el hecho de que los Estados Unidos ocupan el puesto número 23, por detrás de países como Argentina o Costa Rica.

En un pasado post titulado, “Estados Unidos en la posición número 29 en mortalidad infantil” con fecha del 20 de octubre tuve la oportunidad de abordar dicho problema sanitario de los Estados Unidos. A raíz de un informe The Centers for Disease Control and Prevention de los Estados Unidos, el New York Times en su edición del domingo 18 de octubre publicó un editorial muy crítico a la gestión de las Autoridades Sanitarias estadounidenses bajo el titulo de “29th on Infant Mortality”. Según los datos aportados por The Centers for Disease Control and Prevention en el año 2006, “la tasa de mortalidad infantil en los Estados Unidos se redujo hasta llegar a 6,71 por cada 1,000 nacimientos, una leve mejora respecto al registro del año anterior que fue de 6,86, pero un 50% mas alta que la meta nacional de bajarla hasta los 4, 5 por cada mil nacimientos.”

Según el informe de la ONG Save the Children, “en EEUU mueren ocho de cada mil niños antes de los cinco años, una cifra más elevada que en otros países del continente americano, como Cuba. Además, uno de cada 10 menores de cinco años carece de seguro médico”.

Níger ocupa el último puesto

El índice de desarrollo infantil muestra “una mejora del 34% entre 1990 y 2006 en el bienestar de los niños. Por regiones, América Latina y el Caribe son las que más han progresado, con una media del 57%. China es la responsable de los buenos resultados obtenidos en Asia Oriental, con una mejora del 56% en el citado período, aunque sólo en 2006 415.000 niños no llegaron a los cinco años”.

Oriente Medio y el norte de África también registraron una mejora por encima de la media, con un 45 y un 41%, respectivamente. El progreso en el Sudeste Asiático fue inferior a la media. África Subsahariana ha mejorado en un 20% y Europa en un 14,5%.

92 millones de niños mueren al año

A diferencia del índice de desarrollo humano elaborado cada año por Naciones Unidas, el índice de desarrollo infantil incluye únicamente indicadores relacionados con el bienestar de los niños, eliminando indicadores como los ingresos per cápita, que inflan el resultado de países con recursos naturales o materias primas como el petróleo.

Save the Children señala que, pese a los progresos que parecen evidenciar su estudio, las cifras de mortalidad infantil son dramáticas. Cada año mueren diez millones de niños antes de que cumplan los cinco años de vida. La ONG afirma “que el 97% de las muertes infantiles se producen en 68 países en vías de desarrollo”.

La ONG recuerda también que un 25% de todos los niños del mundo tiene bajo peso y que uno de cada tres sufre retraso en su crecimiento. Actualmente hay 75 millones de niños en edad escolar no están matriculados. En su opinión, “estas cifras revelan que los derechos básicos de millones de niños en todo el mundo continúan siendo violados”.

Read Full Post »

bombas-de-racimo1

Histórico tratado que prohíbe las bombas de racimo.

Más de cien países se han reunido hoy en Oslo para la ratificación del tratado internacional que prohíbe las bombas de racimo, según lo habían acordado desde el pasado mes de mayo en Dublín.

El acuerdo prohíbe el uso, producción, desarrollo, adquisición, transferencia y almacenamiento  de las bombas de bombas de racimo, un letal armamento  que ha sido utilizado en todos los grandes conflictos armados desde los años 60.

Noruega ha sido el primer país en estampar su firma en este acuerdo, que contiene un elemento innovador como “es el hecho de obligar a los países firmantes a ayudar a los países y personas víctimas de esta munición”.

Las bombas de racimo contienen “centenares de pequeñas “bombitas”, que se dispersan sobre un extenso perímetro, pero no estallan de forma inmediata. Esto las convierte, en la práctica, en minas antipersonas, prohibidas por el Convenio de Ottawa de 1997″.

Los niños constituyen más del 25% de las víctimas.

De acuerdo con datos aportados por la ONG Handicap International, desde que en 1965 se comenzaron a utilizar bombas de racimo hasta la fecha “cerca de 100.000 personas han muerto o han quedado mutiladas en todo el mundo. De esa cifra, el 98% de las víctimas eran civiles. Mas de un 25 % de las víctimas eran niños, que recogieron el proyectil atraídos por sus formas y sus vistosos colores”.

El Observatorio de las Minas en su Informe de 2008 señala que ha “habido una reducción del número de víctimas. En el año 2007, una persona fue víctima de estas unidades cada 90 minutos, (más de 5.000 al año), mientras que hace 10 años la frecuencia era de una víctima cada 20 minutos”. Es decir, 72 personas al día, 504 a la semana, 2.016 al mes y 26.280 en un año año.

La nota negativa de la jornada, la encontramos en el hecho de que el alcance del Tratado será limitado por que los principales productores y usuarios como son los Estados Unidos, Rusia, China, Israel, la India y Pakistán no han firmado el tratado.  De otra parte, dieciocho de los veintiséis países de la OTAN han asegurado que firmarán el tratado.

Tras la firma del acuerdo, varias ONG se han dirigido a Barak Obama el próximo presidente de los Estados Unidos y le han solicitado que una vez llegue a la presidencia firme este tratado.  Durante su paso por el Senado Federal, el entonces senador Obama habia votado a favor de una propuesta similar para eliminar las bombas de racimo y habia expresado su deseo de que su país participará en la ratitificación de este tratado. ¡Viendo lo visto…!  ¡Esperemos que no haya cambiado de idea!

Read Full Post »

pizarraLa ONU denuncia la “indiferencia política” para el acceso de los pobres a la educación

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) presentó ayer el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo 2009 –titulado “Superar la desigualdad: por qué es importante la gobernanza”.

En el documento, divulgado en París y presentado simultáneamente en Ginebra (Suiza) y Santiago de Chile se constata “el fracaso de los gobiernos del mundo en la lucha contra las hondas y persistentes desigualdades que se dan en el ámbito de la educación que condena a millones de niños a vivir en la pobreza en el futuro, y disminuye sus oportunidades de educación”. Según el informe los gobiernos no han hecho lo suficiente para reducir las desigualdades en materia de educación, pese a que en el año 2000 se comprometieron a que toda la población mundial tenga acceso a la misma en 2015.

Los expertos del organismo de la ONU consideran que, de seguir la tendencia actual, en 2015 habrá al menos 30 millones de niños sin escolarizar y 700 millones de adultos analfabetos. La UNESCO destaca que la culpa de ello la tienen tanto la “indiferencia” de los gobiernos como el “fracaso” de las donaciones. A su vez, concluyen “que el acceso a la educación depende aún de “inaceptables desigualdades” que tienen que ver con la renta, el sexo, el idioma, la etnia o el lugar de residencia en un país.

La desigualdad disminuye las oportunidades de educación de millones de niños

El informe reparte responsabilidad por partes iguales y atribuye este fracaso de la Comunidad Internacional “tanto a la indiferencia política como a las políticas nacionales de educación poco enérgicas y el fracaso de los donantes de ayuda a la hora de traducir sus promesas en actos”. Según Koichiro Matsuura el Director General de la UNESCO, “cuando los sistemas financieros están en crisis, sus repercusiones son sumamente notorias y los gobiernos actúan”, pero “en cambio, cuando los sistemas de educación están en crisis, sus repercusiones son menos visibles, pero no por ello menos reales”. Destaca que “la desigualdad de oportunidades en la educación es un factor de acrecentamiento de la pobreza, el hambre y la mortalidad infantil, y mengua las perspectivas de crecimiento económico. Por eso, los gobiernos deben actuar con un mayor sentido de la urgencia”.

El informe de la UNESCO documenta “el profundo abismo” que separa a los países pobres de los ricos en lo que respecta a la igualdad de oportunidades en la educación y señala, entre otros, los siguientes hechos: “En los países en desarrollo, uno de cada tres niños (aproximadamente 193 millones de niños) ingresan en la escuela primaria con problemas de desarrollo cerebral debidos a la malnutrición y perspectivas menguadas de adquirir una buena educación. En algunas partes del Asia Meridional, el porcentaje de niños en esa situación sobrepasa el 40%.

El grado de pobreza no es el único factor de desventaja en la educación. A las niñas también se las olvida. Las disparidades entre niños y niñas en materia de escolarización siguen siendo importantes en las regiones del Asia Meridional y el África Subsahariana. También siguen teniendo un profundo arraigo otros factores de desventaja debidos al idioma, la raza, el grupo étnico y el lugar de domicilio (zona urbana / zona rural).

Los autores del informe señalan que “las circunstancias como el lugar y el medio en que nace un niño, su sexo, los recursos económicos de sus padres, el idioma que habla y el color de su piel no tienen por qué ser factores determinantes de sus oportunidades en materia de educación”.

El riesgo de no alcanzar los objetivos

En el informe anual de la UNESCO se “efectúa una evaluación minuciosa de los progresos realizados hacia la consecución de una serie de objetivos clave en el campo de la educación, a saber: la atención y educación de la primera infancia; la universalización de la enseñanza primaria; la paridad e igualdad entre los sexos; la reducción del analfabetismo; y el logro de una educación de buena calidad”. A su vez, resalta “los avances alentadores que se han registrado en algunos de los países más pobres del mundo, el informe pone en guardia contra el peligro que se corre de no alcanzar muchos objetivos –en algunos casos con márgenes de diferencia muy importantes– a no ser que se tomen medidas drásticas”.

Sin embargo, el informe señala que, a pesar de esos progresos, el mundo en general no va por buen camino para alcanzar en 2015 el objetivo internacional en materia de desarrollo consistente en universalizar la enseñanza primaria.

Según una serie de estimaciones parciales, en 2015 el número de niños sin escolarizar ascenderá como mínimo a 29 millones. Esta cifra importante está subestimada de hecho, porque en las proyecciones no se han podido incluir países afectados por conflictos como el Sudán y la República Democrática del Congo. Se prevé que en 2015 la situación será la siguiente: “Nigeria tendrá 7,6 millones de niños sin escolarizar, Pakistán 3,7 millones; Etiopía y Burkina Faso tendrán más de un millón de niños sin escolarizar. En total, habrá 12 países cada uno con más de medio millón de niños sin escolarizar”.

El buscar soluciones todas estas carencias requerirá llevar a cabo reformas muy vastas e incrementar las inversiones en el sector de la educación. Los sistemas escolares de muchos países “carecen sistemáticamente de financiación y de recursos”. Tan sólo en la región del África Subsahariana será “necesario contratar 3,8 millones de maestros adicionales, de aquí a 2015, si se quiere alcanzar la universalización de la enseñanza primaria”.

Además de estas carencias, el informe de la UNESCO analiza la situación del analfabetismo, un ámbito en el que las políticas de educación están muy rezagadas. En efecto, se “estima que en el mundo hay todavía 776 millones de adultos, es decir un 16% de la población mundial, que no saben leer ni escribir”. De esa cantidad de personas analfabetas dos tercios son mujeres. Si las tendencias actuales persisten, en “2015 nuestro planeta seguirá contando con 700 millones de adultos analfabetas. Por ello, destacan que “en 2006 (último año del que se tienen datos) había 75 millones de niños sin escolarizar, de ellos un 55% son niñas sin escolarizar. Es decir que en la próxima década puede que cambie muy poco el acceso de la mujer a la educación.

Políticas para reforzar la equidad

Los expertos tomando como punto de partida su experiencia internacional, en el informe hacen un inventario de las políticas encaminadas a remediar la extrema desigualdad. Entre esas políticas cabe mencionar: “la supresión del pago de derechos de escolaridad en la enseñanza básica; el incremento de las inversiones públicas en el sector de la educación; la creación de incentivos para escolarizar a las muchachas, así como a los niños y niñas de grupos marginados; y el reforzamiento del compromiso contraído con la mejora de la calidad de la educación”. El informe señala, en cambio, que “las políticas de descentralización han amplificado con frecuencia las desigualdades, al ahondar las diferencias que se dan en materia de financiación entre las regiones más ricas y las más pobres”.

Compromisos de ayuda: los países donantes están dando marcha atrás

En el informe se reprocha al conjunto de los países donantes de ayuda el “haber incumplido colectivamente” sus compromisos. Se estima, (calculando por lo bajo), que la ayuda necesaria para lograr la educación básica en 2015 refleja un déficit anual de unos 7.000 millones de dólares.

Estas cifras reflejan que, aunque los países donantes que acudieron a la Reunión de Alto Nivel sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio convocada por las Naciones Unidas en 2008 realizaron entusiastas declaraciones al respecto, las tendencias actuales de la ayuda están demostrando una triste realidad que adquiere tintes de farsa. Según el informe “en 2005, los donantes se comprometieron a incrementar la ayuda en 50.000 millones de dólares desde ese año hasta 2010. Los compromisos de ayuda formulados hasta la fecha indican que faltan todavía 30.000 millones de esa suma prometida, de los cuales casi la mitad corresponden al África Subsahariana.” La verdad es que “los compromisos en favor de la educación básica se hallan estancados desde 2004, lo cual pone en tela de juicio los compromisos de financiación a plazo medio”.

Los autores del informe no escatiman sus “críticas sobre la práctica de algunos países donantes, consistente en desviar los presupuestos de ayuda hacia la enseñanza superior. Mientras que algunos donantes como los Países Bajos y el Reino Unido asignan más del 60% de su ayuda a la educación a la enseñanza básica en los países de ingresos bajos, otros adoptan criterios de prioridad diferentes. Francia, por ejemplo, destina a la enseñanza básica de los países de ingresos bajos solamente un 12% de su ayuda total a la educación, y Alemania apenas un 7%. Según el informe “estos dos países dan más prioridad a la subvención de los estudios de extranjeros en sus universidades que a la ayuda a la educación básica en los países de ingresos bajos”.

El informe también urge a Estados Unidos y Japón a invertir en ayuda un porcentaje más alto de su renta nacional.

Read Full Post »

terremoto-en-iran

DÍA UNIVERSAL DEL NIÑO

El pasado 20 de noviembre se celebró el día Universal del Niño. La fecha marca el momento histórico en que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el día 20 de noviembre de 1989 casi de manera unánime, la Convención de los Derechos del Niño.

La protección de la niñez forma parte de la agenda de la Comunidad Internacional desde los orígenes de la Liga de Naciones en 1919 cuando se creó el Comité de Protección de la Infancia. Pero, a pesar de ello han de transcurrir 70 años hasta que se configura el actual tratado internacional.

No obstante, en todo ese tiempo los estados fueron adoptando poco a poco importantes medidas encaminadas a la protección de la infancia. En 1923, Eglantyne Jebb fundadora de Save the Children junto con la Unión Internacional de Auxilio al Niño apoyaron la Declaración de los Derechos del Niño conocida como la Declaración de Ginebra. Al año siguiente, los estados miembros de la Sociedad de Naciones adoptaron la Declaración de Ginebra de los Derechos del Niño.

Tras la creación de las Naciones Unidas, en 1948 la Asamblea General proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos la cual contiene un reconocimiento implícito de los derechos y libertades de los niños. Pero no será hasta 1959, cuando en el seno la ONU se adopté de manera unánime la Declaración de los Derechos del Niño, el gran paso que concluye con el tratado de 1989.

Los 54 artículos de la Convención de 1989 reconocen que todas las personas menores de 18 años tienen derecho a ser protegidas, desarrollarse y participar activamente en la sociedad, estableciendo que los niños son sujetos de derecho. Según la Wikipedia es el “tratado internacional al que mayor cantidad de Estados se han adherido, tan solo Estados Unidos y Somalia no forman parte de la Convención”.

Más de 26.000 menores de cinco años mueren diariamente por causas evitables

A pesar de los 50 años transcurridos desde la aprobación de los la Declaración de los Derechos del Niño y los casi 20 de la convención de 1989, las cifras hablan por si solas y nos demuestran que cada día los derechos de los niños son violados sistemáticamente.  Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) cada día mueren más de 26.000 menores de cinco años en todo el mundo. Esta cifra equivale a nueve millones de muertes anuales, las cuales en su mayoría se podían haber evitado con simples medidas sanitarias o de prevención.

Pero, este lamentable baile de cifras no se queda ahí, cada minuto muere un niño por Sida y cuatro jóvenes se infectan con el VIH.  En todo el mundo hay 93 millones de menores que no pueden ir a la escuela y 1,8 millones de niños que son explotados sexualmente en los países pobres

Los derechos de los niños una tarea pendiente de los adultos y de los Estados

Por motivo del día Universal del Niño, a nivel internacional un sinnúmero de gobiernos, organismos internacionales y de ONG, han realizado numerosas actividades para concienciarnos y recordarnos que todos tenemos una tarea pendiente pues los principales artículos de la Convención no se están cumpliendo de manera satisfactoria.  Según Manos Unidas “en el mundo hay más de 200 millones de niños- trabajadores y de ellos 126 millones están forzados a realizar las peores tareas”.  De acuerdo con Save the Children, “en la última década dos millones de niños han muerto en conflictos armados y más 250.000 son usados como soldados pese a que el articulo 38 de la Convención esta hecho para lidiar con ese grave problema infantil.

En las últimas semanas, varias ONG han venido desarrollado numerosas actividades para concienciar sobre la necesidad de continuar apoyando económicamente a los países en desarrollo en medio de la actual crisis económica. Enfatizan que “la mayoría de niños muere por enfermedades prevenibles con medidas tan sencillas y baratas como una mosquitera con insecticida cuyo coste es menor de 5 euros, tener acceso al agua potable o a bolsas de sales de rehidratación para luchar contra la diarrea que tan solo cuestan 4 céntimos.

125 millones de menores de 5 años carecen de acceso al agua

Recientemente en el marco de su intervención en el IV Congreso Nacional de Periodismo Sanitario, celebrado en Zaragoza, Carlos Fernández-Jáuregui, director de la Oficina de Naciones Unidas de apoyo al Decenio Internacional para la Acción ‘Agua, fuente de vida’, denunciaba que “cada tres segundos muere un niño en el mundo por falta de higiene y problemas relacionados con el agua”.

Fernández- Jáuregui indicó que “Naciones Unidas estima que será necesario invertir 5.000 millones de dólares para paliar la mortalidad provocada por problemas de acceso al agua”. Realmente se “trata de una cifra muy baja, si tenemos en cuenta las enormes inversiones que se están llevando a cabo en estos días por parte de los estados para paliar la crisis financiera de los grandes bancos”.

Mientras los Estados se piensan si van a cumplir sus compromisos adquiridos con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la “promoción de medidas tan simples como el lavado de manos evitaría en torno al 47% de las muertes causadas por falta de higiene”. La inacción y desidia nuestros gobernantes cada año condena a millones de niños a una muerte injustificada y a los que no mueren a sobrellevar una existencia precaria y llena de necesidades. ¿Cuantos niños más deben morir para que se busque una solución a este grave problema?

Read Full Post »

La OMS toma el pulso a la salud mundial

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha divulgado esta semana en su sede en Ginebra, el Informe sobre salud global.  El documento, ha sido elaborado con los datos de las muertes producidas en 2004. Entre sus hallazgos destaca  que “las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte en el mundo, aunque “al menos el 80% de los fallecimientos prematuros por esta causa podrían prevenirse a través de dieta, ejercicio y evitando el tabaco”.

El informe presenta las grandes diferencias sanitarias que dividen al planeta. Mientras que en “el Primer Mundo, además de los problemas de corazón, son los infartos cerebrales, el cáncer de pulmón, la neumonía o el asma las principales causas de fallecimiento, en los países más pobres siguen muriendo millones de personas por enfermedades infecciosas (el sida es la principal causa de mortalidad adulta) o a causa de diarreas.”

Según los datos de la OMS, “el Sida sigue siendo la principal causa de muerte en África, donde se producen nueve de cada 10 de las muertes infantiles debidas a esta infección y a la malaria. La mitad de los niños que mueren a causa de una neumonía o por culpa de una enfermedad diarreica también lo hacen en este continente.” En total, más de 10 millones de niños menores de cinco años fallecen cada año en el mundo; un 30% de estas muertes se deben a la malnutrición. Los autores del informe  recuerdan que “la mayor parte de los niños que mueren en el mundo podrían sobrevivir si tuviesen acceso a medidas simples y asequibles dentro de sus sistemas de salud.”  Por otro lado, “las complicaciones durante el embarazo o el parto son las responsables de la muerte de un 15% de las mujeres en edad reproductiva.”

El informe destaca, que en “África, sólo el 20% de la población llega a cumplir los 60 años, mientras que en el mundo industrializado la tasa alcanzó el 84%.  Precisamente este envejecimiento de la población en los países industrializados está contribuyendo al aumento de los casos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.”

Según la OMS, en todo el mundo, “los hombres de entre 15 y 60 años corren mucho más riesgo de morir que las mujeres de la misma categoría de edad. Esas muertes se deben sobre todo a las tasas más elevadas de cardiopatías, y a los traumatismos, especialmente los debidos a la violencia y los conflictos. Esta diferencia se mostró de forma mucho más pronunciada en América Latina, Caribe, Oriente Medio y Europa del Este.”

En base a los datos de 2004, la OMS ha elaborado unas proyecciones para el 2030 que indican que habrá un gran descenso de las muertes por enfermedades transmisibles, entre ellas el sida, la tuberculosis y la malaria.

Sin embargo, se prevé un incremento del 28% de los fallecimientos globales debidos a heridas, cuya causa principal serán los accidentes de tráfico, que pasarán de los 1,3 millones de fallecimientos en 2004 a 2,4 millones en 2030. Además, el envejecimiento de la población en el ‘primer mundo’ contribuye al aumento de la incidencia de enfermedades crónicas, como el cáncer y las cardiopatías, algo que ha de ser tenido en cuenta por los servicios sanitarios y las sociedades, “para afrontar las crecientes necesidades de las personas de edad”.

Las muertes por tabaquismo se calcula que aumentarán de 5,4 millones en 2004 a 8,3 millones en 2030. Los datos actuales de la OMS muestran que el tabaco es el responsable del 80% de los casos de cáncer de pulmón, el más común de los cánceres- en los países en vías de desarrollo.

La OMS prevé que para el año 2030, las principales causas de muerte seran las enfermedades cerebrovasculares y las infecciones respiratorias, especialmente la neumonía.

Read Full Post »

De acuerdo con los datos aportados la semana pasada por The Centers for Disease Control and Prevention en el año 2006, la tasa de mortalidad infantil en los Estados Unidos se redujo hasta llegar a 6,71 por cada 1,000 nacimientos, una leve mejora respecto al registro del año anterior que fue de 6,86, pero un 50% mas alta que la meta nacional de bajarla hasta los 4, 5 por cada mil nacimientos.

Este informe provocó que el New York Times en su edición del domingo 18 de octubre publicara un editorial muy crítico bajo el titulo de “29th on Infant Mortality”. “Tras cinco años de estancamiento los Estados Unidos han podido reducir un poco su tasa de mortalidad infantil. Este dato no debe ser motivo para ninguna celebración debido a que las estadísticas del país permanecen muy altas y hay muchos países que están haciendo un trabajo mucho mejor que el nuestro en este importante criterio para medir el nivel de salud de una nación y la calidad de su sistema sanitario.”

El New York Times considera que los pobres resultados del país son vergonzosos si se comparan con otras naciones industrializadas y ricas. A lo largo de todo “el Siglo XIX y XX, el país alcanzó espectaculares logros en todos los indicadores sanitarios. En 1960, el país estaba en la posición número 12, un logro importante si tomamos en consideración que la población del país estaba en torno a los 200 millones de habitantes. Sin embargo, el proceso de reducción de la mortalidad infantil se estancó y nadie se había detenido a estudiar bien, las causas que lo han provocado hasta el punto de que en el año 2004, el país estaba empatado con Polonia y Eslovaquia en la posición número 29 a nivel mundial. ”

A juicio del periódico, la leve reducción es inquietante, pues el país ha destinado miles de billones de dólares cada año a su sistema sanitario y a pesar de ello, ha tenido muy poco éxito en su empeño de reducir la tasa de mortalidad infantil. El país sigue en la misma posición del ranking, la número 29, y se encuentra muy alejado de los países que lideran la lista los países escandinavos y algunos de Asia que tienen tasas inferiores al 3,5.

Según el informe en Estados Unidos, la mortalidad infantil esta asociada con diversos factores como: la salud y posición económica de la madre, su raza, origen étnico y el acceso a la atención medica de calidad. También a diversos problemas culturales como: los hábitos alimentarios, los altos niveles de obesidad y el abuso de drogas entre la población…

Resulta muy difícil identificar todas las causas del pobre rendimiento. Algunos investigadores también lo atribuyen al incremento de los nacimientos prematuros y cesáreas. Otros consideran que no hay que dramatizar, que parte de las causas del problema son externas y están ligadas a la migración. Pues cada año, el país concede la nacionalidad a más de millón y medio de personas provenientes en su gran mayoría de Asia, África y América Latina. Toda esta marea humana que ha venido en busca de mejores condiciones de vida también ha traído consigo un montón de enfermedades que hace décadas habían sido erradicadas en el país como: la tuberculosis, el polio y muchos otras mas, que tienen un impacto negativo sobre los logros del sistema sanitario estadounidense.

La principal lección que se extrae de todo el cuadro que presenta el sistema sanitario de los Estados Unidos, es de que, a pesar de su alta calidad y de ser por mucho, el país que mayor cantidad de recursos económicos destina, el modelo y los criterios bajo el cual ha diseñado su actual sistema sanitario requiere una revisión urgente.

Resulta más bien alarmante, si se tiene en cuenta el nivel alcanzado por la Medicina en el país, la calidad de sus facultades de Medicina, el prestigio de muchos de sus hospitales y centros de investigación a nivel mundial y los adelantos tecnológicos y farmacéuticos que hacen que el país sea una nación puntera y admirada en todo el mundo. También si consideramos la abrumadora cantidad de recursos y de personal que cada año destina el país a su sistema sanitario. Según datos de varios organismos del Gobierno Federal y la Organización Mundial de Salud en el año 2007, Estados Unidos gastó $2,26 trillones de dólares en su sistema sanitario y encabezó la lista de gasto por habitante con $7. 439 por persona. En total invirtió más del 15% de su producto doméstico bruto a su sistema sanitario. Pero lo mas alarmante es que si el sistema sanitario continua su patrón histórico de crecimiento se estima que dicha partida alcance el 19.5 % en 2017. (1)

(1) “Health Systems Resources“. World Health Statistics 2008: Global Health Indicators. World Health Organization (2008). Retrieved on 2008-08-30. , “National Health Expenditure Data: NHE Fact Sheet,” Centers for Medicare and Medicaid Services, referenced February 26, 2008 ; “National Health Expenditures, Forecast summary and selected tables”, Office of the Actuary in the Centers for Medicare & Medicaid Services, 2008. Accessed March 20, 2008.

Read Full Post »