Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Flaming June de Lord Leighton’

Flaming June de Fredrick Lord Leighton (1830-1896)

Flaming June de Fredrick Lord Leighton (1830-1896)

Una colección excepcional

Hoy, 24 de febrero se ha inaugurado en el Museo del Prado la exposición, “La bella durmiente. Pintura victoriana en el Museo de Arte de Ponce”. La muestra patrocinada por el BBVA “contribuye a paliar temporalmente la escasez de pintura británica en el Prado y reúne una selección de 17 obras (10 pinturas y siete estudios sobre papel) de la pintura inglesa del siglo XIX”.

Las 17 obras reunidas están ligadas al movimiento prerrafaelita y pertenecen a la colección del Museo de Arte de Ponce en Puerto Rico. (1) Dicha institución una de las más prestigiosas de América Latina y el Caribe fue fundada en 1959 por Luís A. Ferré Aguayo (1904-2003), filántropo, ingeniero, pianista, destacado político y ex gobernador de Puerto Rico entre 1968-1973.

Ferré fue un rico industrial, gran amante del arte y de la belleza, que viajó por todo el mundo y con gran acierto destino grandes sumas de su fortuna a comprar obras de pintores consagrados pero también, de autores poco apreciados como: Lord Leighton, Burne-Jones o Rossetti cuando nadie apostaba ni valoraba sus trabajos. Gracias a la sensibilidad y visión de Ferré, el Museo de Arte de Ponce alberga hoy día una de las más importantes colecciones de pintura prerrafaelita del mundo y de pintura española en toda América Latina.

La labor de Ferré como mecenas no terminó ahí, pues encargó la construcción de la actual sede del Museo al famoso arquitecto estadounidense Edward Durrell Stone. En 1965, tras la inauguración de la nueva sede donó su vasta colección de Arte constituida por más de más de 2.000 obras al Museo de su ciudad natal de Ponce en el sur de Puerto Rico.

Los prerrafaelitas por primera vez en Madrid

Desde comienzos de 2008, el Museo de Ponce está llevando a cabo importantes reformas y obras de ampliación en el edificio principal de su sede. Por motivo de su clausura temporal que se prolongará hasta 2010, las autoridades del Museo han emprendido un ambicioso programa para dar a conocer al público internacional los tesoros que alberga su colección. Se han programado tres grandes circuitos internacionales mientras que, la colección de pintura impresionista y europea del siglo XIX permanecerá expuesta en Puerto Rico.

El primero de estos tres itinerarios esta enfocado a los grandes maestros de la pintura europea y visitará varías ciudades de Estados Unidos y México. Una segunda muestra itinerante esta dedicada a escultura de Rodin, y visitará varias capitales latinoamericanas. Mientras que una tercera muestra dedicada a pintura inglesa y a los prerrafaelitas estuvo cerca de un año exponiéndose en el Tate Gallery de Londres y ahora recala en el Museo del Prado hasta el 31 de mayo de 2009.

La pintura prerrafaelita una reacción contra el conservadurismo academicista

La Hermandad Prerrafaelita, es una corriente pictórica que surge en Inglaterra hacia 1848 con la “intención de reformar o ir en contra de la pintura inglesa de ese momento, que se regía por unas líneas muy conservadoras y grises establecidas por la Royal Academy”.

Las obras de la muestra que se exponen en Museo del Prado están inspiradas en los primitivos italianos anteriores a Rafael. Los prerrafaelitas “toman su nombre de su admiración por los primitivos italianos anteriores a Rafael, una corriente estética cuya aspiración era cambiar el arte religioso y renovarse con el simbolismo romántico o la inspiración libre de la naturaleza, a la que miraban atentamente para saber expresar sus ideas”.

Dos de los lienzos más simbólicos de la pintura inglesa del XIX.

El préstamo con el museo puertorriqueño hace que sea posible contemplar obras que hasta ahora nunca antes se habían visto en España como: “Flaming June o El sol ardiente de junio” de Lord Leighton, y “El sueño del rey Arturo en Avalon” de Burne-Jones, dos de los lienzos más simbólicos de la pintura inglesa del XIX.

A pesar del valor artístico de la muestra, es muy posible que todas las miradas estén puestas en “Sol ardiente de Junio” , la obra más célebre del Museo y una de las más reproducidas a nivel mundial. Puede que muchos de sus admiradores no sepan que su autor se llama Frederick Lord Leighton, y menos que en su época fuese olvidada y poco apreciada tras el rechazo al que fue sometida la obra de Lord Leighton por los críticos, y por la rígida moralidad y los valores de la sociedad victoriana. Por eso hoy día muchas personas se sorprenden cuando conocen que en 1963 el señor Ferré compró este maravilloso cuadro, que representa “a una joven que dormita con un vestido de seda naranja sentada en unas escaleras y acariciada por un sol mediterráneo”, por una ridícula cantidad, inferior a los US10.000 dólares.

Como dato curioso, tras varias décadas en su periplo caribeño, Flaming June regresó a Inglaterra en 1996, a raíz de las actividades relacionadas con el centenario de la muerte de Lord Leighton. La reacción de la crítica inglesa e internacional fue unánime en la posterior revalorización que sufrió la obra de Leighton y en especial su “Flaming June”. Según rumores y noticias recogidas por la prensa internacional, el Museo ha llegado a rechazar ofertas cercanas a los 25 millones de dólares por desprenderse de su obra mas famosa.

Una ocasión única

Como han señalado varios periódicos españoles esta exposición es una ocasión única e irrepetible en Madrid y en toda España de contemplar no solo a la obra maestra de Leighton “dormida y evadida de todo, mientras se mira la cara con La bella durmiente Burne-Jones. También una gran oportunidad para contemplar la gigantesca e inconclusa obra “El sueño del rey Arturo en Avalon” de Edward Coley Burne- Jones (1833-1898) y el resto de magnificas pinturas que componen la muestra: “La señorita Gladys”, de William Holman Hunt (1827-1910 ; “La viuda romana”, de Dante Gabriel Rossetti (1828-1882); “La huida de una hereje”, de John Everett Millais (1829-1896) o los cuadros de Thomas Seddon (1821-1856). (2)

Veremos que todas estas pinturas no solo reflejan “el mundo onírico y simbólico de William Blake que fue uno de los más reivindicados por estos artistas”. También como se “sentían fascinados por la obra de Fra Angélico o Botticelli, y por un deseo de inocencia y pureza, como ha recordado este lunes el director del Museo de Arte de Ponce, Agustín Artiaga.” Así, “la ensoñación, el sueño, la evocación, las hadas, la luz y la belleza simbólica llenarán las salas del Prado, donde estos días también cohabitarán con la crudeza existencial y la soledad del hombre del siglo XX representada por Bacon”.
—————————
1- Para conocer las principales obras de la colección del Museo de Arte de Ponce ver su página web: http://www.museoarteponce.org.
2- La entrada al Museo del Prado y a esta exposición es gratuita de martes a domingo de 6:00 PM a 8:00 PM.

Read Full Post »